Playa des Codolar Ibiza

Playa de Es Codolar

Resulta curioso como a veces, atendiendo a la traducción literal del nombre de una playa o cala, descubrimos su fisonomía. La playa des Codolar es un claro ejemplo. Un Codols, viene a ser un piedra de canto redondeado. Y esto es lo que encontraremos en la playa des Codolar, cantos redondeados donde todo el mundo espera arena. Sin embargo, uno tarda poco tiempo en acostumbrarse a la toalla tumbada sobre este manto y empieza a apreciar el ruido del mar sobre miles de pequeñas piedras. Un run run constante es una de las playas más solitarias de Ibiza.

Como llegar a la playa des Codolar Ibiza.

En función de lo que espere encontrar puede tomar dos caminos. El primero, a través de la carretera de la salinera, donde un desvío nos lleva al extremo más cercano al Parque Natural de Ses Salines. Este punto es bastante conocido por tener un chiringuito bastante chic (quien dice chic, dice caro) en este extremo. Es habitual encontrar los coches de lujo atravesando una pequeña carretera al atardecer. Quizás uno de los paisajes más hermosos de Ibiza sean los amaneceres que ofrece la costa oeste. Y Es Colodar tiene justo esta orientación.

El otro punto de acceso lo encontramos en el lado opuesto de la playa. Y tiene tres kilómetros de anchura. Este acceso es algo más complicado que el anterior, pues debemos tomar la carretera que une el aeropuerto con Sant Josep de Sa Talaia. A un kilómetro aproximadamente, encontramos una desviación a la izquierda marcando Cala Jondal. Es la misma carretera por la que accedemos a Sa Caleta. Al principio posee algunas buenas curvas que terminan desembocando en el único supermercado que encontraremos por la zona. Unos metros antes encontraremos un camino de tierra que nos lleva al inicio de la playa.

Que encontraremos en la Playa des Codolar Ibiza

Creo que es Codolar fue una de las primeras playas en las que tuve ocasión de bañarme. La impresión al entrar en la playa es un poco rara para lo que estamos más acostumbrados a la arenal. Es como si pisásemos grandes bolas de billar, pero sin hacernos daño. El acceso de los coches está prohibido casi nada más entrar en la playa. Es una zona que no sólo está protegida por su valor ecológico. También se encuentra frente a las pistas de aterrizaje del aeropuerto. Si el viento acompaña, será una delicia ver aterrizar y despegar a los aviones.

En este lado, hay un chiringuito. Pequeño y coqueto, integrado con el paisaje, pero molestias pocas, muy pocas. Tampoco encontrará servicios destacables. No hay tumbonas ni sombrillas. Las motos acuáticas poseen de playas más alejadas. No hay vigilancia, ni tampoco es que le haga mucha falta. No hay balizas. No hay absolutamente nada. Si definimos nada como un paraíso virgen durante toda la costa, con un pinar bajo a nuestras espaldas.

El agua es muy salada, y abrasa un poco, casi tanto como en las salinas. Al bañarnos, las piedras ocupan aún un buen tramo hasta que desaparecen, dando lugar a un fondo arenoso provisto de especies marinas de todas clases. Algunas mañanas he visto desde alguna casa cercana, como los delfines aún campaban a sus anchas en medio de la amplia bahía costera que se forma. Es un espectáculo soberbio, se lo puedo asegurar.

La playa des Codolar es un lugar no apto para el típico turista. Es un lugar para los que buscan la tranquilidad más absoluta y el contacto con la naturaleza. Es un lugar donde lo único molesto es desplazarse por las piedras. Pero si esto no es un inconveniente para el lector, la playa des Codolar es un paraíso. Un lugar para unos pocos privilegiados que se apoyan sobre las rocas a esperar la caída del sol.

Para más información y fotos puede utilizar nuestra ficha de Playa des Codolar

The following two tabs change content below.
Tu guía de Ibiza. Especialistas en el alquiler de coches baratos en el aeropuerto de Ibiza, Ibiza ciudad, Formentera, Mallorca y Menorca. Consulta nuestros alojamientos. Disponemos de hoteles, hostales, apartamentos y agroturismos a precio mínimo garantizado

Un comentario en “Playa des Codolar Ibiza

  1. Pingback: Bitacoras.com

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *