Playa de S’Estanyol. Una cala distinta

S'Estanyol

S'Estanyol

La playa de S’Estanyol pasa por ser una de las primeras playas que tuve la oportunidad de visitar como bañista, pescador y buceador. De esto hace diez años. Ahora vuelvo a dejar constancia de su existencia, y sin lugar a dudas, de su cambio. Lo que en un principio era una playa con un chiringuito de lo más típico, hoy día se ha convertido en todo un bar Chill Out donde la gente toma cocteles variados y se da masajes junto a la playa. Aunque por fortuna, sólo es el ambiente de la playa lo que ha cambiado. Los brazos de la cala y su fondo marino siguen intactos. Un auténtico placer para los amantes de la naturaleza.

Llegando a la playa de S’Estanyol.

Para situarnos, la playa de S’Estanyol se encuentra en la costa de Santa Eulalia del Río. Hablamos de la costa este de Ibiza, así que debemos dirigirnos, a través de la circunvalación que rodea la ciudad, hacia la carretera de Santa Eulalia. Antes de tomar dicha carretera, encontraremos el desvío hacia la población de Jesús.  Podemos parar en dicha localidad y visitar su iglesia, una de las más antiguas de la isla. Tomando este mismo desvío que nos lleva a la iglesia, continuamos nuestro camino. Aunque a partir de aquí la cosa se complica. Nada más salir del pueblo debemos girar a la izquierda y continuar nuestro camino hasta encontrar …!!!una piedra!!!. En ella se indica el camino nos va a llevar hasta la playa de S’Estanyol. Un camino de tierra entre pinares que al final termina en un brusco descenso.

Si ha llovido, encontrará esta carretera en bastante mal estado por los torrentes que se forman. De todas formas, tenga precaución. Una vez terminada la rampa de descenso encontramos un amplio aparcamiento que nos deja a los pies de la playa de S’Estanyol.

Que encontraremos en este pequeño rincón.

Además del Chill Out y la zona de masajes que hemos comentado, encontraremos una pequeña playa de unos sesenta metros de largo, flanqueada por dos tramos rocosos. El flanco izquierdo se puede recorrer andando, hasta llegar al extremo de la cala. Este lugar es perfecto para pescar. Se encuentra unos metros elevado del mar, perdiendo altura a medida que nos acercamos a la punta de la cala. Algunos nudistas suelen utilizar esta zona para tomar el sol tranquilo del atardecer, pues es bastante solitario.

En la vertiente derecha, la cosa se complica un poco más. Al principio encontramos algunos varaderos, pero pronto la costa se vuelve impracticable.

El lecho marino es suave hasta que termina la cala. Muchas especies marinas campan a sus anchas por la zona, incluyendo pulpos y morenas. Ojo con estas últimas. Las calas vírgenes cuentan con unos fondos espectaculares y muy poblados. Aunque las especies de peces suelen ser de pequeño tamaño, las morenas se saltan esta ley no escrita y alcanzan tamaños bastante importantes.

Por último destacar la belleza del tramo exterior de la cala. Aquí la profundidad aumenta considerablemente y, en unos de estos fosos, una piedra saliente descubre un auténtico vergel de peces de distintas especies. Un auténtico espectáculo para los ojos, y para los amantes de las inmersiones.

En resumidas cuentas, la playa de S’Estanyol es un lugar único, prácticamente salvaje, que con el paso de los años se ha convertido en lugar de veneración para los amantes de la tranquilidad, la naturaleza y el descanso más absoluto.

The following two tabs change content below.
Tu guía de Ibiza. Especialistas en el alquiler de coches baratos en el aeropuerto de Ibiza, Ibiza ciudad, Formentera, Mallorca y Menorca. Consulta nuestros alojamientos. Disponemos de hoteles, hostales, apartamentos y agroturismos a precio mínimo garantizado

Un comentario en “Playa de S’Estanyol. Una cala distinta

  1. Pingback: Bitacoras.com

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *