Que me llevo a Ibiza

Llegar a Ibiza

¿Qué me llevo?.

No se vaya a traer sólo un tanguita, porque igual ni lo utiliza.

Ibiza es una isla pequeña pero el tiempo suele contrastar entre el norte y el sur. En apenas 20 kilómetros pasamos de temperaturas suaves a cambios bruscos. De noches calurosas a dónde me habré dejado la mantita.

Si viene en invierno tenga en cuenta que no es muy frío. Cuando vemos que el termómetro se acerca a tres o cuatro grados lo revisamos a ver si se está saliendo el mercurio. Sin embargo es muy húmedo y te cala hasta los huesos. Una prenda de plástico suele ser mucho más efectiva que cualquier otro material.

El verano no es para asfixiarse pues aunque la humedad sigue siendo alta, el calor es más pegajoso que asfixiante. Prendas finas y algo de abrigo por si refresca por las noches.

Deje el traje y la chaqueta. Pensarán que viene a robar o son de alguna secta peligrosa.

Los zapatos, los más cómodos. Parece mentira lo que se puede llegar a andar sin apenas movernos del sitio. No espere un wash and go en las tintorerías. Y mucho menos en temporada alta. Traiga la ropa en función de los días que tenga pensado visitarnos.

Las gafas de sol, para ojos sensibles. El reflejo en el agua ciega a cualquiera, y lo que se encuentre paseando por la playa también.

La toalla y el bañador. No utilice la toallas del hotel. Probablemente no le dejarán sacarla salvo que la pague. Si le va a ocupar mucho espacio, puede comprar ambos artículos en los souvenirs repartidos por toda la isla.

La crema protectora es imprescindible, y si piensa pasar algún día en Formentera, dos botes. Aquí se distinguen las guiris de las gambas por el bigote. Y por el número de patas también.

¿Qué ropa me llevo a Ibiza?

Durante la noche, en Ibiza se destapa el tarro de las esencias. Usted empezará por destapar el tarro de las picaduras de los mosquitos. Como camiones oiga.

Un itinerario con lo que piensa hacer. En Ibiza la improvisación resulta muy cara. Ajuste su recorrido a su presupuesto y sea precavido con la letra pequeña. Si está buscando algo económico alejese de las zonas cercanas a la playa.

Deje un hueco libre para traerse alguna prenda de la moda Adlib. No sólo podrá vacilar de camisa, falda o pantalón, sino que además es una de las prendas más fresquitas de las que puede utilizar.

Y por último, a la vuelta, no se lleve ensaimada para sus familiares. Más que nada porque la ensaimada, es mallorquina. Los productos típicos ibicencos son las hierbas ,bebida anisada que se agarra a las piernas, el flaó y la graixonera.

Que me llevo a Ibiza .- Soloibiza