Ses Païses de Cala D’Hort Ibiza

Ses Païses de Cala D’Hort

Existe un lugar en Ibiza un tanto mágico. No es un lugar corriente desde luego. Es difícil de descubrir. Más difícil si cabe llegar. Pero una vez lo encuentras, entiendes los motivos que llevaron a sus pobladores, hace veinticinco siglos, a elegir este lugar para establecerse.  Hablamos de Ses Païses de Cala D’Hort. Doce siglos más tarde terminaron por abandonar el lugar, no se saben los motivos, pero debieron ser muy importantes para dejar atrás tanta belleza.

Como llegar a Ses Païses de Cala D’Hort

Lo primero es localizar este yacimiento de Ses Païses de Cala D’Hort . Por el nombre está claro que se sitúa cerca de la playa de Cala D’Hort, en la costa oeste de Ibiza. Si hay algo que define Cala D’Hort es la presencia frente a su costa del macizo montañoso de Es Vedrá y Es Vedranell. Juntos, hoy día, conforman un gran parque natural. En el siglo V a.c. probablemente fuese el hogar de algún dios. El poblado de Ses Païses de Cala D’Hort se creó con la vista puesta en Es Vedrá, lo suficientemente alejado de la costa para evitar ser atacados por sorpresa. Aunque hoy en día el acceso más cómodo por carretera se realiza dando un rodeo, existe un camino de tierra que nos lleva directamente desde la playa hasta el asentamiento. Es una buena oportunidad para acercarnos a pie desde la playa en un recorrido de un kilómetro y medio aproximadamente. Si nuestra ruta se realiza en coche, la mejor opción la encontramos en la carretera que une la playa con la localidad de Es Cubells, girando al norte en el desvío más cercano a la playa de Cala d’Hort.

Exposiciones y yacimientos en Ses Païses de Cala D’Hort

Una vez llegamos a Ses Païses, nos encontramos con dos rutas turísticas. La primera, a la derecha, nos conduce directamente al yacimiento. La segunda, a la izquierda, nos lleva a un conjunto rural reconvertido en una extensión del Museo Etnográfico. Es una exposición interesante, donde se explican las construcciones más relevantes de la isla, como los antiguos hornos o las torres de defensa. Una curiosa forma de descubrir un poco más de la vida en la isla.

De vuelta al origen de Ses Païses, nos encontramos con el yacimiento. Dieciocho estancias entre las que destaca una gran cisterna de agua. Junto a ella, una cocina de época bizantina. Cinco habitaciones conforman la cara norte, rematada con una última destinada a la recolección de aceitunas.  Las anteriores son de uso indeterminado a día de hoy . La cara este parece dedicada plenamente a alimentación. Además de otras estancias destinadas al tratamiento del aceite, también nos encontramos una bodega.

La cara sur la componen diversos almacenes junto con la entrada. El transporte tenía ya una gran importancia destinando una parte de la entrada para reguardar los carros. La gran sala central conformaba el patio y, probablemente, el principal lugar de reunión de la población de Ses Païses de Cala D’Hort.

Puedes encontrar más información en la ficha de Ses Païses de Cala D’Hort o nuestro vídeo aquí