Monasterio de Sant Cristofol. En el corazón de Vila

El monasterio de San Cristófol es un lugar encantador en la subida a la catedral

Subiendo hacia la plaza de la catedral nos encontramos el monasterio de Sant Cristòfol, también conocido como el Convento de ses Monges Tancades. Es un edificio de valor histórico que fue originariamente un conjunto de casas del siglo XVI convertidas en convento para las monjas agustinas. Tanto la iglesia como el propio convento fue destruido durante la Guerra Civil, por lo que tuvo que ser reconstruida y posteriormente reformada siguiendo el trazado del edificio original

El convento de las monjas

Se trata de un edificio sencillo sin decoración relevante y que hoy en día mantiene a una congregación de monjas de clausura. Aunque la visita será corta y visualmente sólo destaca el altar que podrá ver tras la cristalera, existe una segunda puerta que merece la pena visitar, sobre todo para reponer fuerzas. Las monjas elaboran pastas que ponen a la venta por un euro como la Coca de pimiento, empanadas, orelletes, rubiols, coca dulce y por cinco euros nos podremos llevar las pastas de San Agustín.

Monasterio San Cristofol

Culto a la historia

Durante el siglo XIV, se amplía con la construcción del campanario y de las capillas de San Jaume, Sant Miquel, Santa Tecla y Sant Antoni, Sant Joan y San Pedro y San Pablo. El resto de capillas corresponden al siglo XVI, al igual que la puerta de acceso principal. Ya en 1817, se convierte en la Catedral de Ibiza, tomando posesión Felipe González Abarca, aunque el primer obispo fue Manuel Abad y Lasierra en 1782, pero el estado de ruina de la iglesia no permitió consagrarla hasta un siglo después.

El acceso principal al edificio se encuentra en la plaza. Podremos observar un antiguo reloj de arena en la torre del campanario y una imagen de la virgen sobre la puerta de acceso. En la parte superior son visibles los muros que dividen la nave principal en capillas. La mayoría de los visitantes se quedan con esta vista del edificio, sin embargo, le recomendamos que rodeen el campanario, primero por las vistas que van a encontrar, y segundo porque podrán ver perfectamente las vidrieras que dan luz al altar y que dan una imagen muy distinta del templo. Un lugar perfecto para ver esta zona se encuentra a la salida del Museo Arqueológico.

El interior del edificio puede que le cueste algo más de ver, pues a pesar de que su horario oficial de visitas comienza a las diez de la mañana, las puertas no se abren unos días y otros tampoco. Le recomendamos realizar pues su visita los domingos.

Otros lugares para descubrir en los alrededores del monasterio de San Cristófol

Desde el monasterio de San Cristófol podemos acceder a varios lugares interesantes

Museo Puget

Museo Puget A 97 metros

El Museo Puget nace en 2007 de la colaboración entre el Ministerio de Cultura y el Ayuntamiento de Eivissa.




murallas de Ibiza

Murallas de Vila A 147 metros

Aiboshim, el asentamiento fenicio que dio origen a Ibiza nació hacia el siglo VII A

Baluarte San Pere

Baluarte de Sant Pere A 154 metros

El Baluarte de Sant Pere es una de las siete piezas pentagonales que componen la muralla de Dalt Vila, la ciudad alta.

Otros lugares para descubrir en los alrededores del monasterio de San Cristófol

murallas de Ibiza

Ibiza

El turismo en Ibiza llego de la mano del sol, la fiesta y la playa.

Puig den Valls

Puig den Valls A 2 Km

Puig d’en Valls se encuentra en el extremo sur del municipio de Santa Eulària, lindando con el municipio de Ibiza.

Jesus

Jesus A 3 Km

Jesús es una de las parroquias del municipio de Santa Eulária, limítrofe con la ciudad de Ibiza.

Playas cercanas al Monasterio de San Cristófol

Junto a la plaza de la catedral, podremos disfrutar de las vistas a las playas de la ciudad de Ibiza.

Playa d'en Bossa

Hablar de Playa d’en Bossa es hablar de uno de los lugares más conocidos de la isla de Ibiza.

Figueretas

La playa de Ses Figueretes, o playa de Figueretas se encuentra situada en el núcleo urbano de Ibiza.

Talamanca

Una de las mejores playas urbanas que podemos disfrutar la encontramos en la playa de Talamanca.

Utilizamos cookies en nuestro sitio web

Por favor, confirma si aceptas nuestras cookies. Puedes rechazarlas y continuar en este sitio sin enviar datos a terceras partes.